10-04-18/ DURAS PENAS PARA LOS MONOS, PERO NO POR NARCOTRÁFICO

Dos de los líderes de la banda rosarina fueron sentenciados a 37 y 22 años de prisión por asociación ilícita y homicidios. La causa que los involucra por tráfico de estupefacientes aún no ha llegado a juicio.

Ramón “Monchi” Machuca (35), uno de los líderes de la banda narcocriminal rosarina conocida como Los Monos, fue condenado a 37 años de prisión por asociación ilícita e instigación de cuatro homicidios, en una causa que juzgó una serie de asesinatos cometidos días después del crimen de Claudio Ariel “Pájaro” Cantero, uno de los cabecillas de la banda.

El hermanastro de Machuca, Ariel “Guille” Cantero (29), fue sentenciado a 22 años de prisión como jefe de la asociación ilícita y un caso de homicidio agravado, en calidad de autor. Hubo también condena para otros miembros de la banda, que recibieron entre tres y 11 años de prisión, en el fallo de Ismael Manfrín, María Isabel Mas Varela y Marisol Usandizaga.

Ariel Cantero padre, histórico líder de Los Monos, fue condenado a seis años de prisión como miembro de la organización narcocriminal, no como responsable máximo.

La figura de asociación ilícita, violación de secreto, cohecho y encubrimiento agravado recayeron con penas de hasta siete años de prisión para ocho policías y un efectivo de Prefectura Naval. La causa fue por homicidios, pero no incluyó la investigación de delitos de narcotráfico, el principal negocio de Los Monos en Rosario, y que será juzgado en otro debate.
Conformes

“Estamos muy satisfechos, ha sido un juicio muy importante y, en algunos aspectos inéditos por la cantidad de imputados y por las causas que se juzgaron”, dijo tras el veredicto el fiscal Luis Schiappa Pietra, a cargo de la acusación junto con Gonzalo Fernández Buzzy.

El fiscal contó en diálogo con TN que desde el principio estuvieron “muy convencidos del trabajo que se había realizado para llegar al juicio”, que comenzó en noviembre pasado, y que pudieron cumplir con ello “sin inconvenientes”.

“Cumplimos con el objetivo que nos propusimos”, valoró Schiappa Pietra. Su colega destacó “el trabajo de equipo” de la fiscalía y consideró que “las penas solicitadas y que se obtuvieron son altas”.

“Probamos lo que veníamos a traer a juicio. La expectativa de la sociedad no la sé, pero desde nuestra visión fue buena, son penas acordes a las que habíamos pedido”, dijo Fernández Buzzy.

Rosario, con tasa roja

El diario Clarín publicó que en el primer trimestre de 2018, el número de homicidios registrados en Rosario volvió a ubicarse por encima del promedio de otras ciudades argentinas.

La cantidad de homicidios subió un 25 por ciento, comparado con igual periodo de 2017, pasando de 42 a 52. El agravamiento del nivel de seguridad se debió a los enfrentamientos en los primeros meses entre los clanes de las familias Funes y Camino.

Rosario había logrado en los últimos años bajar la tasa de homicidios, que en 2013 llegó al récord de 264 crímenes, lo que representó una tasa de 21 asesinatos cada 100 mil habitantes, el triple del promedio nacional. En 2017 fueron perpetrados 154 homicidios.

La ubicación de Rosario resulta estratégica para el narcotráfico, dada la confluencia de vías de comunicación que provienen del norte, noroeste, y se dirigen hacia Buenos Aires. Asimismo, cuenta con varios puertos públicos y privados sobre el río Paraná, con salida marítima al exterior.

Otras de las causas del crecimiento de las bandas narcocriminales fue la corrupción que se registró en sectores de las fuerzas de seguridad y la pelea entre distintas bandas por el control del narcotráfico local.

Penas elevadas por organización criminal

Líderes. Dos líderes de la banda recibieron penas poco frecuentes: 22 y 37 años de prisión como líderes de asociación ilícita.

Miembro. El padre de los anteriores, Ariel Cantero, histórico líder, fue considerado miembro y condenado a seis años de prisión.

Abogado defensor dice que las condenas son “exorbitantes”
Carlos Edwards, uno de los abogados defensores de la familia Cantero, consideró que las penas fueron “exorbitantes”.

“El gobierno buscaba demostrar su lucha contra el narcotráfico y eligió a esta familia”, criticó el letrado, tras conocerse las sentencias condenatorias.

“La pena es exorbitante e incluso ilegal. De acuerdo a nuestro sistema penal, el máximo de prisión que se puede fijar a una persona son 25 años, con lo cual 37 años son totalmente ilegales”, cuestionó en diálogo con la prensa.

Edwards consideró que “el armado de la causa era una respuesta política a la situación que vivía la provincia de Santa Fe”, y tildó de “parciales” a los integrantes del tribunal.

Los abogados de los integrantes de la banda de Los Monos aseguraron que los condenados se encuentran tranquilos, y adelantaron que apelarán la sentencia condenatoria.

“No sé si nuestros clientes son chivos expiatorios, pero dentro de esa fama que en la provincia no se combatía el narcotráfico y la violencia urbana en Santa Fe, justamente se creó la Brigada de Judiciales que fue la que inició esta causa”, expresó.

La Voz

000webhost logo